"Luque, ciudad de la música".

Argumentos y razones para la denominación.
Por; Lic. Martín Ocampos (*)


...se sabe que existe un dicho popular
que no lo invento ningún luqueño, sino,
algún observador muy perspicaz, y dice que;
"El luqueño, si no es músico es poeta o futbolista".


Quien no habrá escuchado en el Paraguay el insigne titulo, casi nobiliario que se ha otorgado a la Ciudad de Luque y del cual nosotros los Luqueños nos enorgullecemos.

Desde la época colonial, la música en Luque, era un elemento importante que marcaba el sentir, ya sea en la disposición melancólica o festiva de los componentes de esta comunidad, varios fueron los músicos se han formado de oído o por las enseñanzas impartidas por algunos maestros llegado de otros lugares, quienes dejaban como herencia a sus vástagos sus destrezas en el arte de la ejecución de algún instrumento, o en el canto.

Muchos fueron los elencos artísticos bien constituidos quienes ejecutaban en banditas populares, o eran participes de grupos de estacioneros, durante festividades religiosas, funciones patronales, etc. Otros ya pisaban las tablas amenizando cumpleaños, fiestas locales y algunos festivales.

Se hicieron profesionales incursionando en las escuelas de Banda de la Policía o Militares, quienes luego se constituyeron en grandes animadores de tropas, durante la gran contienda bélica del 70, como también durante la Guerra del Chaco, y de esos ámbitos no pocas producciones musicales surgieron, que luego se hicieron famosas, tales como; "Campamento Cerro León"; "Chaco Boreal"; "Retempe pyhare" y otros temas que han tenido su nacimiento en las trincheras y al fragor de los cañones.

La Ciudad de Luque, por su fácil acceso por ferrocarril y su cercanía a la capital, era un punto muy importante de visita de gentes de distintos lugares y países, de todas las profesiones o actividades, muchos de ellos se arraigaron y formaron sus hogares en esta auriazul comunidad.

Luque con el correr del tiempo se hizo famosa por la diversidad de sus pistas de bailes y cócteles bailables que atrajeron a multitudes en estos eventos. Se puede también rememorar que fueron muchos los jóvenes que formaron grupos musicales folklóricos a nivel local, alegrando con canciones de la patria los cumpleaños familiares y otros actos festivos locales.

Ya con la paz del chaco, llega el auge de la conformación de las orquestas típicas en Luque, iniciándose prontamente una tuerte competencia entre grupos locales, en el campo profesional y en el gusto popular, lo cual obligó a cada orquesta a incrementar sus repertorios de músicas nacionales y extranjeras, quienes tuvieron que buscar forma de adecuar y mejorar sus instrumentos musicales, a fin de ponerse a nivel de los tiempos de cambio, además debieron incursionar en los ritmos internacionales para así tener una aceptación más universal, las orquestas típicas tuvieron que, para ello, adquirir costosos instrumentos, como el piano de cola, entre otros.

El boom de las orquestas típicas en Luque, rompió las barreras dentro del quehacer musical nacional, así recordamos de que en cada barrio, competían entre sí dos o tres grupos orquestales.

Las fiestas oficiales de Luque y de grandes clubes sociales eran amenizadas hasta por (3) tres orquestas típicas, todas de gran calidad, lo que también trajo consigo la admiración, dentro de la alta sociedad asunceña. Esto permitió la contratación y actuación de orquestas típicas luqueñas en fiestas de galas, en la capital.

También las radios emisoras asunceñas se disputaban entre si las contrataciones de las orquestas típicas luqueñas. Esta fama se extendió por todo el país, y en pocas localidades nacieron algunos remedos de orquestas típicas.

En cuanto a la proliferación de músicos, agrupados en dúos o tríos, que se dedicaron a la musicalización de canciones nativas y foráneas con guitarras y arpas, no podemos dejar de soslayar que a partir de los años 50, fue casi determinante la gran influencia de la pegadiza música mejicana y centro americana. Los diversos medios de comunicación como las radios, cines, y las presentaciones artísticas de algunos admirados grupos extranjeros popularizó diversos y atractivos ritmos y canciones.

Este furor hizo mella en el luqueño, así muchos iniciaron y siguieron su rumbo por la bohemia y se trasladaron en busca de fama y dinero a otros países, muchos de estos grupos ganaron fama internacional y se radicaron definitivamente con su arte en otros continentes.
Entre estos básicos instrumentos de cuerdas (arpa y guitarra) la guitarra se hizo famosa, en las celebres "punteadas"; pero no obstante el arpa se convirtió en la estrella dentro de los grupos folklóricos musicales nacionales.

Muchos fueron los músicos luqueños que han llegado a fabricar sus propios instrumentos musicales; elaboraron sus guitarras o sus arpas, obligados talvez por la estrechez económica y facilitado por la innata destreza artesanal que tenían.

Ya pronto, esta inverosímil actitud de fabricar sus propios instrumentos, permitió de que otros artistas solicitaren la elaboración de estos artesanales pero vitales elementos, fue así de que hasta extranjeros requerían arpas y guitarras de fabricación luqueña, por la buena calidad acústica, calidad y bajo precio. Consecuencia de esto, rápidamente surgieron empresas familiares que con exclusividad optaron el ramo de "fabricante", como profesión, haciéndose así famosos dentro de todo el país.

La competencia fue, tal, que pronto esta labor se multiplicó y se extendió a otras localidades y países. Los luqueños que pasaron por todo este proceso de la musicalidad, y que se sintieron tocados en su sensibilidad e intimidad espiritual, no dudaron en llevar a la práctica sus inquietudes de músicos amateur o poetas anónimos.

EN RESUMEN:
Son tantos los testimonios casi básicos y razones valederas para ser denominada y mantener esta hegemonía de Ciudad de la Música, fueron y sigue siendo:

1)La vigencia de las grandes y muy afamadas orquestas típicas luqueñas, quienes durante años invadieran todos los domingos las radio emisoras, amenizando con buena música los tallarines previos a las jornadas futboleras, así también proliferaron nuevos y buenos grupos de músicos folklóricos y solistas.

2) La gran calidad, sonoridad y bajo costo de guitarras y arpas elaborados por artesanales manos luqueñas, permite que hasta hoy sigan proveyendo a casi todos los músicos de estos básicos instrumentos de cuerdas.

3) Allá por los años 70 el gran arpista luqueño Digno García patentó la frase, "Luque, ciudad de la música", en un acto público, enorgulleciéndose de sus raíces.

4) Actualmente, la Agremiación de Poetas y Otras Artes de Luque, mediante tarea desplegada recopiló canciones dedicadas a Luque, sus compañías, barrios, héroes de la patria, e instituciones sociales y deportivas, hoy ya tiene inventariado más de (130) ciento treinta obras escritas y ya musicalizadas, con identificación de los autores y titulo de las músicas, destinada a esta aurizul comunidad, y cuya nomina lo damos a conocer más abajo. Creemos suficiente y valido estas (4) razones fundamentales para seguir identificándole a Luque, como "CIUDAD DE LA MÚSICA".


(*) Martín Ocampos, es Lic. en administración de empresas.

Atrás

 


 

Powered by http://www.fortunatti.com/

Reservados todos los Derechos