CNEL. DE ART. ALBINO JARA VILLALBA
 

Nació en Luque el 28 de febrero de 1877. Fue hijo del héroe de la batalla de Acosta Ñú, Cnel. Zacarías Jara y Doña Eulalia, de apellido desconocido, para muchos de sus biógrafos de apellido Villalba según el consagrado escritor José Concepción Ortíz.

Albino Jara realizó sus estudios primarios en la Escuela Mbajué de una lejana Compañía luqueña. En 1891, ya en Asunción, a los 14 años de edad, con buena calificación aprueba el 3er.curso del Colegio Nacional de la Capital, donde tiempo después ejercería el cargo de Profesor de gimnasia.

Su padre fue Jefe de Policía de Asunción durante cierto tiempo. Siguió su vida de estudiante campesino en la Capital, en modestas pensiones, hasta graduarse de Bachiller en 1897 con notas sobresalientes, año en que aparece en la foto de promoción llevando uniforme con jinetas de Sargento de Caballería.

Bajo el Gobierno de Eguzquiza (1898) debido a sus méritos académicos, su sólido espíritu militar y su inmenso amor a la patria, integró la gallarda juventud estudiosa de becados a la famosa Escuela Militar de Chile (en las faldas de la cordillera de los Andes y el rió Mapocho), la Institución Castrense más prestigiosa de America.

Los jóvenes ADOLFO CHIRIFE, MANLIO SCHENONE, EUGENIO A. GARAY, CARLOS GOIBURU, JUAN NARDI y los luqueños ALBINO JARA, PEDRO MENDOZA Y MANUEL ROJAS.

Una vez egresados, volvieron al país en 1901 y fueron incorporados al Ejército Paraguayo. En 1904 participó de su primera Revolución. Posteriormente, el 2 de julio de 1908, encabezó el golpe de Estado que derrocó al Presidente Benigno Ferreira.

En el gobierno que presidió Emiliano González Navero ocupó el cargo de Ministro de Guerra. El 17 de enero de 1911, asumió la Presidencia de la República, a los 33 años de edad ( el Presidente de la Rca. más joven del Paraguay ) previo acuerdo del Parlamento, como consecuencia del golpe de estado que derrocó a Manuel Gondra. El Cnel. de Artillería Albino Jara tenía 34 años y fue el Presidente más joven que tuvo el Paraguay.

Pese al corto tiempo de inestabilidad política de los siete meses, realizó importantes obras de gobierno. Pavimentó numerosas calles de Asunción, adquirió un edificio de dos plantas para la Intendencia del Ejército y su mayor obra, concretó la unión terrestre entre Asunción y Buenos Aires al completar el tramo de vía férrea que va desde Fierro Punta, poco más allá de Villarrica hasta Encarnación, en abril de 1911.

Envió becados a jóvenes a estudiar en Europa y Estados Unidos los sistemas más avanzados de educación, iniciando una época de revolución cultural.

Resolvió enviar becado, a estudiar milicia en la Escuela Militar de Chile, aún contra la oposición de sus allegados, al Sub Tte. José Félix Estigarribia, quien luego sería el conductor victorioso de la Guerra del Chaco. El 15 de julio de 1911, renuncia a su cargo tras un golpe militar que lo obliga a marchar al exilio (a Buenos Aires). De 1900 a 1912 el firmamento paraguayo fue iluminado por el impacto del coraje y la bravura del luqueño.

Albino Jara peleó su última batalla el 11 de mayo de 1912, cae mortalmente herido a orillas del arroyo Yukyry de Paraguarí y pasa los umbrales de la inmortalidad el 15 de mayo de 1912 en Paraguarí.

En su fugaz y corta vida conoció los halagos, saboreó las mieles de la fama y la gloria, también apuró el amargo veneno de la envidia y la calumnia. Según Alfredo Jaeggli, fue el VARON METEORICO y para los luqueños "el Señor del Trueno".

El famoso dicho que lo identifica ya tiene casi un sigloy dice;
"Péa para ára, terapa Jara..., áraro, aganáta oga guy, Jara ro, aganáta caaguy" ("lo que se escucha no son truenos, es jara el que viene" idioma guaraní ).

La Agremiación de Poetas y Otras Artes, de Luque, haciéndose eco del sentir popular, trasladó sus restos al mausoleo y con la autorización del dueño del panteón, don Aníbal Decoud, en donde los restos de Albino Jara estuvieron depositados a titulo gratuito por un espacio de 91 años.

La Agremiación elevó una nota al Intendente Municipal, Dr. Vicente Caceres, quien, con su aprobación, pasó a la Junta Municipal, donde fue legalizado por Resolución JM Nº 76/2003.

Posteriormente, el 18 de julio de 2003, terminaron 91 años de espera para ser reivindicado por sus compueblanos, quienes en su primera apoteosis de reivindicación, trasladaron sus restos del Cementerio local al Mausoleo del Gral.José Elizardo Aquino, donde descansarán sus sueños de eternidad y gloria, cobijados por el cielo azul, cuajado de estrellas doradas.
 

Atrás

 


 

Powered by http://www.fortunatti.com/

Reservados todos los Derechos